lunes, 19 de marzo de 2012

Nocturna

Que quede la ropa recién tendida
y el viento y el temporal obren
por cuenta de dios. Finge
que también otro toca tu blusa, baja el bretel aquel, y
se hunde en la lavanda de las sábanas
como sueles hundirte tarde, tarde.




Inédito

3 comentarios:

  1. Hola Irene, me preguntaba si estos poemas forman parte del libro que está por editar Ed. Nudista? ¿Sabés si lo podremos conseguir en Bs As? Mil gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No, no está en esa serie de poemas. Saldrá, dios mediante, en mayo, y sí, va a conseguirse en Bs. As. Gracias, Irene

    ResponderEliminar
  3. qué bueno, ya falta poquito. mil gracias

    ResponderEliminar

Loading...