viernes, 21 de septiembre de 2012

Una partida es mutua


Camina sin mí,
tiene un sudor distinto
del mío. Ese vago desprendimiento
como una desfloración:
vive sin mí, parte el pan,
lo come sin mí.
Ahora veo cómo sube
una escalera mecánica, se aleja.
Una partida
es mutua.
Amo su saludo,
ese vago desprendimiento
en el agitar nuestras manos, irse.

A mi hija
**
De La dicha (bajo la luna editorial, 2004)

3 comentarios:

Loading...